Saltar al contenido
Tuberculos10

Topinambur

topinambur

El topinambur es parte de los diversos recursos naturales que pueden ser usados para fines medicinales. Este tubérculo se puede incorporar a la dieta diaria, pero también es una planta con propiedades curativas.

Una de las principales bondades es que contiene glúcidos (azúcar) que son tolerables para las personas diabéticas, lo que las ayuda a mantener una alimentación balanceada de manera natural.

De igual forma, al no contener gluten, puede utilizarse como un sustituto de la harina convencional y puede ser consumido por celíacos. Esta harina es usada para hacer pan y cereal.

Además, esta cuenta con un agradable sabor dulce. Al comer topinambur, sus propiedades aportan al organismo una sensación de saciedad.

Esta planta considerada milagrosa también es una buena aliada para las personas que desean bajar de peso gracias a su mínimo contenido en grasas.

¿Qué es?

Es una planta que pertenece a la familia “asteraceae”, a la cual se le conoce científicamente como helianthus tuberosus. Sus tubérculos se emplean para consumo humano. Esta raíz se asemeja físicamente al jengibre y en cuanto al sabor, tiene cierto parecido al de las alcachofas.

Es importante saber que los tubérculos del topinambur son tallos subterráneos en donde están acumulados los nutrientes más importantes de esta planta. Miden aproximadamente de 7,5 a 10 cm de largo, con un grosor de 3 a 5 cm.

Originalmente, es propio de América del Norte, pero en el caso de Latinoamérica, tiene mayor auge de cultivo en Argentina y Chile.

Fue usado en la Segunda Guerra Mundial como alimento para combatir la hambruna producida por la escasez de alimentos. También es utilizado para consumo animal gracias a su variado contenido nutricional.

Valor nutricional

Algunos de los nutrientes más beneficiosos que contiene son los siguientes:

Proteínas: Son nutrientes que al consumirlos reparan los tejidos, oxigenan el organismo y fortalecen el sistema inmunológico protegiendo al cuerpo de gripes, virus e infecciones.

Carbohidratos: Representan la mayor fuente de energía en el organismo, lo que mejora el rendimiento en la rutina diaria de vida, potenciando las habilidades mentales y físicas.

Hierro: Promueve la producción de la hemoglobina (principal componente de los glóbulos rojos), lo que ayuda a evitar la anemia.

Potasio: Este mineral mejora la función de los nervios y la contracción de los músculos. Sin embargo, lo más importante, es que mantiene equilibrado el ritmo cardíaco.

De manera más específica, el valor nutricional que el topinambur aporta al organismo es:

Energía 109
Proteínas 2g
Grasa 0,01 g
Carbohidratos 17,44 g
Fibra 1,6 g
Azúcares 9,6 g
Minerales
Hierro 3,4 mg
Calcio 14 mg
Magnesio 17 mg
Fósforo 78 mg
Potasio 429 mg
Vitaminas
Vitamina C 4 mg
Tiamina 0,2 mg
Riboflavina 0,06 mg
Niacina 1,3 mg
Ácido pantoténico 0,397 mg
Vitamina B6 0,077 mg
Folatos 13 μg

Beneficios

Entre los beneficios que puede aportar el topinambur tenemos:

Nivela la insulina en sangre

Este tallo subterráneo tiene como mayor beneficio su contenido de inulina. La inulina es un polisacárido (glúcido) que durante la digestión no libera grandes cantidades de azúcar al organismo, lo que ayuda a regularizar el nivel de insulina en la sangre.

Es por ello, que el topinambur es recomendado para las personas que padecen de diabetes.

Los pacientes con diabetes pueden utilizar el topinambur como sustituto de las patatas, el arroz, el pan u otros carbohidratos refinados. Es una guarnición saludable para quienes padecen de diabetes.

Reduce los dolores

El topinambur tiene la capacidad de reducir dolores causados por la artritis, colon irritable, inflamaciones y dolores por Fibromialgia. Esta última es una de las enfermedades más complejas para controlar.

Mejora la digestión

La inulina contenida en el topinambur actúa como prebiótico, regenerando la flora intestinal y regulando el tránsito digestivo. Este es un elemento clave para el buen funcionamiento del sistema inmunitario, evitando la aparición reiterada de infecciones.

Ayuda a controlar el colesterol

La fibra soluble del topinambur reduce los niveles de colesterol total en sangre al reducir la cantidad de lipoproteínas de baja densidad o “colesterol malo” presente en la sangre.

Ayuda a controlar la presión arterial

El topinambur es rico en potasio y bajo en sodio, esto contribuye a regular la presión arterial.

Favorece la formación de la hemoglobina

El cobre y el hierro presentes en este tubérculo son necesarios para el desarrollo de nuevas células sanguíneas. Una taza de topinambur aporta hasta un 28% del valor diario recomendado de hierro y cobre. Esto lo convierte en un alimento adecuado para prevenir o corregir la anemia.

Fortalece el sistema inmunológico

El topinambur contiene elevadas cantidades de vitaminas antioxidantes, como las vitaminas C, A y E, las cuales, junto a los flavonoides como los carotenos, estimula el sistema inmune, protegen contra el cáncer, las infecciones, inflamaciones y radicales libres.

Otros beneficios son:

  • Este tubérculo ayuda con la producción de leche materna.
  • Es un antioxidante natural capaz de ayudarte a reducir tallas
  • Contribuye con la absorción de minerales.
  • Es un antibacteriano.

¿Cómo se prepara?

Las raíces de este tubérculo pueden consumirse de diferentes formas. Pueden consumirse procesadas como harina de topinambur, crudas o bien sea cocidas.

La mayoría de las veces las personas prefieren usar la harina de topinambur para la preparación de todo lo referente a la “panadería tradicional” como si se estuviese utilizando “harina de trigo”, puesto que las galletas, panes y demás recetas.

Sin embargo, hay otras formas de prepararlo. Una de ellas es la crema de topinambur, la cual puedes preparar en casa siguiendo estos sencillos pasos:

  1. Toma las raíces que vas a usar y colócalas en una olla con agua y deja hervir para que se ablanden.
  2. Luego que estén blandas, debes dejarlas enfriar lo suficiente. Córtalas en pequeños trozos y luego las viertes en la licuadora.
  3. Agrega zanahorias cocidas, un poco de cardamomo y cilantro.
  4. Mezcla todos los ingredientes en la licuadora, agrega un poco de sal y la crema estará lista para que la sirvas con tus comidas.

¿Dónde se compra?

Este alimento tiene múltiples presentaciones, se pueden encontrar las raíces, las semillas, el tubérculo en polvo y en hojuelas.

El topinambur está comercializado en los ecomercados, tiendas naturistas o ferias de verduras; no obstante, hay tiendas en internet donde ya lo puedes conseguir a un muy bajo costo y con facilidades de envío.

Los chilenos tienen la ventaja de poder encontrar las semillas al sur de su país, porque hasta ahora es donde más se ha dado el cultivo.

Contraindicaciones

La inulina es una de sus principales bondades, pero puede tener efectos secundarios en el organismo si no estás acostumbrado a ella.

Lo que se recomienda es introducir el topinambur de manera progresiva en la dieta diaria, para que el organismo se pueda acostumbrar y se eviten malestares estomacales. El efecto negativo más común, es la producción de gases en exceso.

Por esto, es importante que no sea consumido en cantidades exageradas y mucho menos en el caso de las personas con tendencia a sufrir de colon irritable.

Lo que se recomienda para contrarrestar este efecto adverso, es que ingieras infusiones de anís estrellado, hinojo, anís verde, comino y cualquier té que ayude a liberar los molestos gases estomacales.

Características y datos interesantes

  • Los tubérculos del topinambur son alargados e irregulares, de unos 7 a 10 cm de largo y 3 a 5 cm de grosor.
  • Su color va desde el marrón pálido al blanco o del rojo al purpura.
  • Son similares a la raíz de jengibre.
  • Fueron cultivados por los amerindios antes de la llegada de los europeos. Los sembradíos fueron descubiertos por el explorador francés Samuel de Champlain en Cape Cod en 1605.
  • El nombre tupinambo proviene de los tupinambás, indígenas del Brasil que hablaban una mezcla de tupí-guaraní que fueron llevados a París en 1613, época en la que se difundió el cultivo de esta planta en Europa.
  • El topinambur se puede consumir tanto crudo como cocido.
  • Contiene pocos carbohidratos, siendo conocida como la “papa de los diabéticos”.
  • Está emparentado con los girasoles.

Preguntas frecuentes:

¿Qué otros nombres tiene?

Se le conoce por varios nombres entre los cuales podemos mencionar: Castaña de tierra, girasol de Canadá, tupinambo, batata tupinamba, alcachofa de Jerusalén, aguaturma, bataca de caña, alpetaca, macuca, margarita grande, marenquera, papa de caña, papa real, papa de Sierra, pataca, patata de caña, patata de tierra, patata de palo, patata tumba, pera de tierra, turma de agua, raíz del sol, flor del sol, gigantilla, girasol batateiro, topi, topinamburo, turma de Tierra y patata judía.

¿A qué sabe?

Su sabor es ligeramente dulce con toques de nuez. Algunas personas afirman que sabe a una mezcla entre las castañas de agua y la papa. Otras personas afirman que tiene un sabor similar a la alcachofa, pero mucho menos intenso.

¿Cómo se cultiva?

Para cultivar esta planta solo necesitas los tubérculos. De hecho, si luego de la cosecha queda alguna pieza en el suelo, la planta renacerá, pues es muy resistente e incluso, es considerada especie invasora en España, siendo prohibido su cultivo sin un estricto control.

Lo anterior significa que debes de elegir muy bien el lugar donde vas a cultivar, ya que puede ser difícil de eliminar en un futuro.

Debes sembrar en primavera, cuando las horas de sol brilla ya con intensidad. Para plantarlo solo debes cortar el tubérculo en 2 o 3 partes, cada una debe de tener una yema de donde pueda brotar una raíz.

Siémbralos a una profundidad de 10 cm, dejando 70 cm de separación entre tubérculos.

Estarán listos para cosechar pasadas 4 a 6 semanas después de la floración. Almacénalos en una bolsa de plástico perforada en uno de los compartimentos del refrigerador.

Si quieres una elevada productividad, la época de lluvias debe coincidir con el momento de floración, de lo contrario, debes regar en abundancia durante esta etapa.

Los mejores suelos para cultivar esta planta son los sueltos y permeables, ya que la planta no soporta bien el encharcamiento.

El topinambur necesita de muchos nutrientes si planeas obtener un buen rendimiento del cultivo. Necesita de un buen abono compuesto.

¿Cómo es la planta?

La planta de topinambur puede crecer hasta alcanzar los 3 m de alto. Tiene tallos muy erectos.

Cuenta con hojas opuestas y alternas con una textura áspera y peluda. Las hojas de la parte inferior son más grandes y pueden alcanzar los 30 cm de largo, crecen opuestas entre sí. Las hojas más altas son más pequeñas y estrechas.

Tiene flores amarillas, bastante similares a las del girasol. La cabeza de la flor mide entre 5 a 10 cm, con 10 a 20 pétalos de hasta 4 cm de largo, de color amarillo intenso.