Saltar al contenido
Tuberculos10

Oca

Oxalis tuberosa

La oca es un tubérculo consumido en los Andes. Es un alimento nutritivo y la planta puede ser utilizada en su totalidad por sus propiedades medicinales para tratar la gastritis y problemas urinarios.

¿Qué es?

La oca es una planta que se cultiva en los Andes centrales y meridionales entre los 3000 y 3900 metros sobre el nivel del mar. Es un tubérculo dulce comestible rico en almidón.

Es un cultivo tradicional de la región andina, es utilizado como sustituto y complemento de la papa. Tarda en alcanzar la madurez y tiene un rendimiento menor, pero es más resistente a las plagas. En los países donde se cultiva es el tubérculo más cultivado luego de la papa.

Se trata de una planta de tallos suculentos que alcanza una altura menor a 80 cm. Tiene hojas alternas de color verde azulado. Florece en verano y las inflorescencias se separan en grupos de cuatro o cinco flores de color amarillo dorado.

La planta comienza a producir los tubérculos en otoño, estos crecerán hasta la primavera, momento en el cual se cosechan.

Las variedades andinas varían en color desde el negro azulado al blanco. Su sabor es intenso y ligeramente ácido. La textura puede ser crujiente o harinosa dependiendo del tiempo de la cocción. Las hojas tiernas también se consumen.

La piel del tubérculo contiene ácido oxálico, una sustancia muy tóxica e irritante. Se debe cocinar cambiando el agua constantemente para eliminar progresivamente el ácido. También se suele exponer el tubérculo una semana al sol para eliminarlo. Las variedades actuales contienen una menor cantidad de este ácido.

Las moradas son de sabor dulce y las rojas y amarillas son más acidas.

Valor nutricional

Energía 61
Agua 84.1 g
Proteína 1.0 g
Carbohidrato 13.3 g
Minerales
Calcio 2 mg
Fósforo 36 mg
Hierro 1.6 mg
Vitaminas
Retinol 1 mcg
Vitamina B1 0.05 mg
Vitamina B2 0.13 mg
Vitamina B3 0.43 mg
Vitamina C 38.4 mg

¿Para qué sirve?

La oca contiene una gran fuente de energía y aporta una elevada cantidad de nutrientes como carbohidratos, calcio, fósforo y hierro.

Hojas

Las hojas frescas o secas pueden ser hervidas en agua para aplicarlas sobre los flemones, abscesos y tumores para madurarlos. También se emplea para preparar baños desinfectantes y aliviar las molestias provocadas por la picadura de insectos.

La infusión de las hojas y tallos se consume como bebida, la cual, es utilizada para combatir la cistitis y la inflamación de la uretra.

También se recomienda beber en ayunas una cucharada del zumo de los tallos y de los tubérculos para aliviar la gastritis.

Harina de quínoa y tubérculos de oca

Se puede preparar una pasta con harina de quínoa y tubérculos de oca y se aplica como emplasto contra el dolor de garganta y para acelerar la maduración de los abscesos

Acné

El tubérculo puede ser aplicado molido y mezclados con vaselina sobre el acné para tratarlo.

Elaboración de panes y queques

Debido a su contenido de almidón y minerales se emplea como un nutritivo ingrediente para preparar panes y queques.

Alcohol

Se puede extraer alcohol mediante la fermentación de este tubérculo.

Otros usos de la oca son:

  • El zumo de las hojas se utiliza para tratar el dolor de los oídos
  • Reduce el dolor y la hinchazón de las heridas.
  • Se utiliza para lograr una rápida cicatrización.
  • Es un efectivo astringente.
  • El tallo se emplea como un forraje para los animales.
  • El zumo puede eliminar manchas porque contiene oxalato de potasio, pero, se debe consultar con un médico.

¿Cómo se come?

Puede consumirse hervida, cocina al horno, encurtida, con vinagre, frita o en ensaladas. Se utiliza también para preparar zumos. En la actualidad se prepara en sopas, dulces y mermeladas.

Contraindicaciones

No está especialmente contraindicada sin embargo, se debe eliminar el oxalato de potasio mediante una cocción adecuada. Hoy en día las nuevas variedades cuentan con una menor cantidad de oxalato, además, se les deja al sol unos días para reducir su sabor ácido y las proporciones de esta sustancia irritante.

Las únicas contraindicaciones que puede tener este tubérculo son aquellas recomendadas por los médicos en caso de condiciones crónicas como cálculos renales, gota o embarazos.

Preguntas frecuentes:

¿Qué otros nombres tiene?

La oca también se conoce como papa oca, ñame de Nueva Zelanda, ibia, ñame neozelandés, papa ratona, papa roja, papa extranjera, uqa, cubio, quiba, cuiba y huasisai. Su nombre científico es Oxalis tuberosa.

¿Cuál es su origen?

Se desconoce desde cuándo se cultiva la oca, pero se cree que era mucho antes del dominio Inca, siendo uno de los cultivos andinos más antiguos.

El origen geográfico data de las tierras altas de los Andes, desde Colombia hasta Argentina, especialmente en tierras Perú y Bolivia, donde se encuentran algunos parientes silvestres.

Fue llevada a las tierras altas y centrales de México a finales de 1700, siendo una de las primeras cosechas mantenidas fuera de los Andes. En la actualidad se le conoce como papa roja o papa ratona.

Pese a ser exportada a Europa y a Estados Unidos, los cultivos no han florecido en estas tierras. Solo ha podido ser cultivada en Nueva Zelanda desde el siglo XIX, siendo conocida como ñame de Nueva Zelanda.

¿Cómo es la planta de la oca?

Es un arbusto de tallos gruesos, suculentos y hojas similares al trébol. Esta planta crece hasta alcanzar los 45 cm de alto y los 91 cm de diámetro. Necesita de climas fríos y húmedos.

La planta de oca es capaz de competir y desplazar a las malezas.

Es una planta muy bonita y como tarda en crecer, puedes utilizarla como planta ornamental.

Bajo el suelo, la oca forma tubérculos de unos 20 cm de largo y 4 cm de ancho. Pero más frecuente es que las raíces alcancen la mitad de este tamaño.

Los tubérculos son coloridos, con una piel brillante y cerosa que se retira con facilidad.

¿A que sabe?

El sabor de la oca es una mezcla entre la papa y la zanahoria. Algunas personas aseguran que tiene un sabor muy similar a la calabaza de invierno.

¿Cómo se cultiva?

Cultivar ocas es similar a cultivar papas. Solo debes plantar directamente los tubérculos en la tierra, justo después de las temperaturas invernales más bajas, aproximadamente en mayo, y se cosechan antes de las primeras heladas de octubre o noviembre.

La oca no prospera en zonas con temperaturas superiores a los 29º C, sobre todo si las noches son cálidas. Puedes cultivarlas en macetas, en el interior o el exterior.

Para el suelo necesitas un sustrato muy rico en nutrientes y con buen drenaje. Debes mezclar dos partes de tierra para macetas con una parte de perlita o piedra pómez. La maceta debe tener unos 20 cm de diámetro y orificios de drenaje. La planta necesita de un lugar sombreado, pero luminoso.

La planta muere cuando el tubérculo está listo para la cosecha, pero no siempre es así. Siempre puedes revisar el estado del tubérculo escarbando bajo la planta para observarlo.

Luego de la cosecha debes dejar los tubérculos al sol durante unos días. Esto incrementa su contenido de azúcar y reduce el contenido en ácido oxálico.

¿Cómo conservar la oca?

La oca puede conservarse durante varias semanas de manera similar a la papa, en áreas frescas y ventiladas. También se puede rebanar y secar sin que pierda su color para utilizarla en algún guiso, comida o sopa.

También puedes conservarlas en el refrigerador durante meses.

¿La papa oca engorda?

Si planeas mantener tu peso o deseas reducir el consumo de calorías para bajar de peso, esta papa es una buena opción. Comparada con otros tubérculos, aporta muy pocas calorías en tu dieta. Recuerda que debe ser consumirla con moderación y siempre según os requisitos de energía de tu cuerpo.