Saltar al contenido
Tuberculos10

Daikon (rabano blanco)

daikon

El daikon o rábano japonés es un tubérculo alargado y redondeado, de color blanco. Su textura es crujiente y su sabor es ligeramente picante. Se consume crudo o cocido en platillos japoneses, aunque es versátil en la cocina. Aporta numerosos nutrientes, vitaminas y minerales y es muy beneficioso para nuestra salud.

¿Qué es?

El Daikon, cuyo nombre científico es Raphanus sativus, es el tubérculo que proviene de una planta común de Asia oriental y cuyo origen data del 2000 antes de Cristo. El término japonés “daikon” proviene del “Dai” que significa “largo” y del “Kon” que significa “raíz”.

Es un rábano de invierno de sabor muy suave con hojas de rápido crecimiento y una raíz larga y blanca con forma similar a una zanahoria.

No todos los daikon son de color blanco. En China a veces se encuentran con una coloración verde clara en el área superior, cerca de las hojas. En Corea, se encuentra un rábano daikon de tono verde pálido, es más corto, robusto y resistente. Ambos tipos de rábanos son más picantes que el daikon blanco japonés.

Otra especie, el rabano shinrimei, es de color verde opaco en el exterior, con un color rosa brillante o fucsia en el interior. Se conoce también como belleza del corazón, por su hermoso centro rosado.

Características

  • El daikon es como una zanahoria, con el color de una chirivía. Es un rábano redondeado y con textura crujiente y sabor ligeramente picante.
  • Es bajo en calorías, contiene una abundante proporción de vitamina C, vitaminas del gripo B y provitamina A.
  • La planta de daikon se cultiva por su raíz o tubérculo, aunque sus hojas también con versátiles y comestibles.
  • El término “daikon” deriva del japonés y significa “raíz grande”, aunque en realidad este rábano se cultivaba originalmente en Europa y Asia continental.
  • Tiene la piel blanca, es similar a un nabo, puede crecer hasta veinte pulgadas de largo y tener 4 pulgadas de diámetro.
  • Se da durante todo el año, pero los cultivos de otoño e invierno cuentan con mejor sabor.
  • En Japón se produce y se consume el 90% de la cosecha mundial de rábano daikon.

Propiedades nutricionales

Cada 100 g de daikon aportan:

Energía 4 kcal
Carbohidratos   3.40 g
• Azúcares         1.86 g
• Fibra alimentaria         1.6 g
Grasas  0.10
Proteínas            0.68 g
Agua     95.27 g
Vitaminas
Vitamina B1 0.012 mg
Vitamina B2 0.039 mg
Vitamina B3 0.254 mg
Vitamina B6 0.071 mg
Vitamina C          17.2 mg
Vitamina K          1.3 μg
Minerales
Calcio    25 mg
Hierro   0.34 mg
Magnesio           10 mg
Fósforo                20 mg
Potasio 233 mg
Sodio    39 mg
Zinc        0.28 mg

Beneficios, importancia y usos

El rábano japonés o daikon aporta notables beneficios a nuestro organismo debido a su riqueza en vitaminas, minerales, fructosa, celulosa, glucosa y su escaso contenido de calorías. Es muy utilizado para favorecer la digestión y es muy importante para prevenir problemas en las articulaciones, cáncer y problemas del sistema inmune.

Para la circulación

Contiene isotiocianatos, sustancias que no solo aportan su sabor picante, sino que mejoran la circulación sanguínea y previenen la formación de coágulos.

Para el dolor

El jugo de daikon crudo puede aliviar el dolor de cabeza y las migrañas, la inflamación de las encías, la fiebre y los sofocos de la menopausia debido a sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias.

Refuerza la inmunidad

Su contenido de vitamina C estimula la producción de glóbulos bancos, células que protegen el cuerpo de infecciones bacterianas y virulentas.

Alivia las inflamaciones

El jugo del daikon reduce las inflamaciones presentes en todo el cuerpo, alivia el trabajo del corazón, reduce el riesgo de padecer gota, artritis, reduce el dolor de las lesiones y de los calambres musculares.

Promueve la salud de los huesos y la piel

Su elevado contenido de calcio previene la osteoporosis. También contiene antioxidantes que previenen las arrugas, mejoran la circulación y pueden reducir la aparición de manchas de envejecimiento en la piel.

Puede prevenir el cáncer

El daikon contiene compuestos fenólicos antioxidantes que pueden reducir el riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer.

Ayuda a controlar el peso

Es un vegetal muy bajo en calorías, como un elevado aporte de fibra y nutrientes esenciales, es por eso que es una gran opción para quienes desean mantener un peso saludable.

Ayuda a alcalinizar el cuerpo

El pH de nuestra sangre debe ser alcalino, entre 7.35 y 7.45, nuestra dieta puede volver ácida nuestra sangre, causando graves enfermedades. Por suerte, los alimentos ricos en magnesio, calcio y sodio como el daikon pueden alcalinizar nuestra sangre.

Energético

Contiene glucosa, celulosa, fructosa y almidón, siendo una fuente de energía constante y fibras.

Propiedades depurativas y antisépticas

Purifica el organismo al eliminar mucosidades, cálculos renales, cálculos biliares, el exceso de colesterol y residuos animales dejados en nuestro organismo a causa de un consumo excesivo de azucares, carnes, grasas, aceites de baja calidad y harinas refinadas.

Tonificante y diurético suave

Energiza nuestro cuerpo y estimula el movimiento de los líquidos en nuestro organismo. Se recomienda en casos de gota, porque estimula la eliminación del ácido úrico a través de la orina.

Según la medicina oriental, favorece el funcionamiento correcto y equilibrado de los órganos del cuerpo y la circulación del Ki o energía vital, lo que puede verse afectado por la acumulación de grasa debido a malos hábitos alimenticios.

Propiedades descongestionantes

Alivia catarros, edemas pulmonares, asma, infecciones respiratorias y asma.

Para el escorbuto

Puede combatir enfermedades relacionadas con la falta de vitamina C como alteraciones en las articulaciones, hemorragias y caída de los dientes.

Digestivo

Activa el funcionamiento de la vesícula y del hígado, mejorando el proceso digestivo y la metabolización de los alimentos. Además, contiene enzimas que contribuyen a digerir mejor los alimentos, siendo muy recomendable para aliviar las digestiones pesadas.

Facilita la digestión de los carbohidratos complejos, las grasas y las proteínas, incrementa la absorción de nutrientes y evita el estreñimiento.

Esto se debe a la presencia de la enzima diastasa, una sustancia que alivia la indigestión, la acidez estomacal e incluso, las resacas.

¿Cómo usarlo en la cocina?

Puede consumirse crudo o cocido, en ensaladas o como un crudité en salsa. Se emplea en sopas, platos de arroz y en guisos de carne o pescado.

Se prepara como cualquier otra raíz y se trocea o ralla según la receta. Sus hojas se aprovechan en ensaladas por su contenido de hierro, calcio, vitamina C y betacaroteno.

El daikon puede consumirse crudo, escaldado, al vapor, al horno, en estofados, todo depende del gusto y de la textura que desees.

Sus brotes o germinados son considerados alimentos vivos que cuentan con muchísimas propiedades. Puedes comprarlos en tiendas especializadas en alimentación oriental o en grandes cadenas de supermercados. Los germinados deben consumirse en pocos días.

Los rábanos pueden conservarse en la nevera durante dos semanas, aproximadamente.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es su origen?

Es originario de las costas del Mar Negro y del Mediterráneo. Hace 1300 años se hizo popular en Japón al crearse variedades adaptadas al clima y a los gustos de los habitantes. Durante siglos, este tubérculo salvó al pueblo japonés de varias hambrunas, por lo que hoy en día es esencial en su dieta.

¿Cómo es la planta?

Es una planta herbácea anual, que pertenece a la familia de las crucíferas o brasicáceas. Su raíz, el fruto comestible, es gruesa y carnosa, tiene un tamaño y formas variables. Entre las características de la planta tenemos:

  • Tiene un tallo pequeño, velludo y ramoso. Cuando la planta ha florecido, el tallo alcanza una altura de entre ½ y 1 metro.
  • Sus hojas son ásperas, grandes y pecioladas. Sus bordes son irregulares y dentados.
  • Su flor es blanca y crece en racimos muy grandes y abiertos.
  • Las semillas de la planta son pequeñas, tienen un diámetro de 5 mm, forma circular y son de color café.

¿El daikon engorda?

Es un tubérculo bajo en calorías y muy rico en fibra y otros nutrientes. Es un vegetal ideal para personas que quieren adelgazar y mantener un peso saludable. Su consumo aporta nutrientes esenciales y energía, sin incrementar el aporte calórico de la dieta.

¿A que sabe?

Su sabor es similar al de cualquier rábano, es suave y menos picante. Tiene una textura jugosa y crujiente.

¿Cómo se cultiva?

Si deseas cultivar tus propios daikon en el jardín es imprescindible que sepas que se cultiva como cualquier rábano, pero requiere de mucho espacio y tiempo. Para crecer necesita:

  • Mucho sol y riegos regulares para crecer.
  • Debes colocar las semillas a 2 cm de profundidad en el suelo, con un espacio de 15 cm entre ellas.
  • El riego debe ser por goteo, la tierra debe mantenerse húmeda.
  • El daikon está listo para cosecharse a los 70 días después de la siembra.

¿Qué otros nombres tiene?

El nombre “daikon” proviene del japonés y significa “raíz grande”. Otros nombres por los cuales puedes encontrarlo son:

Comunes: Rábano blanco, rábano oriental, rábano japonés, rábano chino, rábano de invierno, rábano blanco largo y rábano coreano (en este caso es de color verde).

Inglés: mooli, lobok o rábano de carámbano.

Indonesia: lobak

Filipinas: Tagalog labanos

Nepal: mula.

Por inmigracion china se conoce como: Luóbo.

Hindi, urdu, Panjabi y como sinónimo en inglés británico: Mooli.

Canton y Malasia: Lobak y lo pak.

América del norte: No se cultiva como alimento sino como forraje y cultivo de barbecho, se le conoce como rábano de semillas oleaginosas, rábano forrajero y rábano de labranza.

¿Cómo consumirlos?

Existen muchas formas de incorporarlo a nuestra dosis de verduras diarias y no es necesario comerlo en grandes cantidades para disfrutar de sus propiedades.

Crudo: Si vas a comerlo crudo, debes de remojarlo por 5 o 7 minutos. Luego puedes añadirlo a ensaladas o batidos verdes. También puedes picar finas tiras para envolver sushi.

Cocinado en sopas o cremas: Solo debes dejarlo hervir unos minutos para acentuar los demás sabores. Esto también vale para guisos, platos con arroz, cereales o verduras.

Aliño: Si lo mezclas con salsa de soya, puedes emplearlo como aliño para el tempura, pescados y carnes.

En infusión: Es ideal para beneficiarnos de sus propiedades depurativas, diuréticas y para el alivio de enfermedades respiratorias. Solo debes cortar unas tiras y hervir.

Secado en tiras: Es la versión más común ya que en Japón se recolecta en primavera y se corta en tiras que se dejan secar al sol por tres días para conservar su sabor dulce y suave, además de su aroma. Solo debes rehidratarlo para utilizarlo. Se consume en infusión y en sopas.

Hojas: Son ricas en vitamina C, hierro, calcio y betacarotenos. Pueden consumirse crudas y cocidas. Son ligeramente amargas, así que utilízalas en pocas cantidades.

Brotes: Los brotes de Daikon también son muy valorados, se consumen crudos o cocidos y son muy saludables.

Ten presente que, si lo consumes crudo, encontrarás que el sabor del daikon es ligeramente picante, mientras que, si se cocina bien, adoptará un suave sabor dulce.

Crudo es ideal para acompañar alimentos grasos como frituras y productos animales. Su jugo picante es rico en enzimas digestivas que transforman las grasas, proteínas y carbohidratos durante la digestión.

Rallado es de gran ayuda para las personas con un sistema digestivo muy débil. Debe consumirse enseguida, luego de macerarlo con unas gotas de shoyu durante 15 a 30 minutos para preservar sus propiedades enzimáticas. Toma una cucharada de esta preparación en las comidas y notarás buenos resultados.

Si no tienes shoyu, siempre puedes añadirlo rallado y sin macerar a tus ensaladas y bocadillos para dotarlos de un toque picante y para ayudarte a digerirlos mejor.

Para depurar tu cuerpo, añádelo a zumos, puedes licuarlo con apio y manzana para depurar tu organismo luego de una gran comilona o para perder peso.

¿Cómo comprarlo?

Si luego de leer todas las propiedades y beneficios que tiene el daikon deseas comprarlo, de seguro necesitarás algunos consejos para hacerlo bien. Como cualquier vegetal o tubérculo, siempre debes seleccionar lo mejor para llevar a casa.

Existen dos tipos de daikon que puedes encontrar en las tiendas:

Daikon fresco: Si vas a comprar daikon fresco, comprueba que esté duro, si se dobla con mucha facilidad significa que lleva fuera de la tierra mucho tiempo y ha perdido agua. Verifica que su piel esté lisa y sin manchas. Si es posible, elige siempre los de tamaño pequeño.

Daikon Deshidratado: Es una versión de este vegetal que contiene todos los nutrientes del daikon fresco y se elaboró para disfrutar de este vegetal de invierno durante todo el año. Comprueba que sea natural y sin conservantes.

Daikon (rabano blanco)
5 (100%) 1 vote[s]